Quiénes somos

La Compañía

Noray Container  Services es una empresa nacida de la unión de varios profesionales y empresas del sector marítimo. A pesar de ser una empresa joven, nos avalan los años de experiencia de nuestros profesionales en el sector marítimo europeo. Además, Noray pertenece al Grupo Embalex, un grupo de empresas líder a nivel mundial dentro del ambito del embalaje y la logística integral. 

Con sede social en Barcelona, queremos dar cobertura a la demanda creciente de contenedores maritimos nuevos y de contenederos marítimos de segunda mano en el mercado, proporcionando a nuestros clientes la mayor calidad al mejor precio posible. Todo ello con la seguridad de ofrecer productos en óptimas condiciones de uso.
A la vez, y relacionado con el sector marítimo y de almacenamiento de mercancías, también podemos ofrecer a nuestros clientes soluciones logísticas y de maquinaria, ya sea en las modalidades de venta, alquiler o leasing.
A pesar de los cambios tecnológicos, seguimos creyendo en la importancia del contacto personal con nuestros clientes, y es por eso que siempre estamos disponibles a escuchar sus peticiones y encontrar una solución óptima a sus necesidades.

Evolucion de los contendores Marítimos

Hacia el año 1982, en mi primer trabajo relacionado con el mundo marítimo, me encontré en el muelle adosado del Puerto de Barcelona controlando la descarga de café de un barco cuya procedencia se ha perdido en algún lugar de mi memoria. Lo que sí que recuerdo con meridiana exactitud es el trabajo de carga, saco a saco, en pallets que se izaban de la bodega del buque, se cargaban en camiones y se llevaban a la correspondiente fabrica. Recuerdo perfectamente tanto las esperas entre pallets como el duro trabajo que suponía la descarga de aquella bodega llena de sacos de café. El container todavía no estaba presente.
El siguiente barco ya era porta contenedores. Los sacos de café venían en contenedores marítimos de veinte pies. Todo había cambiado sin transición alguna. Entre los cargamentos la historia del transporte de mercancías había sufrido una revolución absoluta. El primero de ellos todavía era igual que antes de la aparición del contendor marítimo, seguramente el procedimiento era parecido con diferentes medios, a como se hacía en el siglo XIX. Mientras que el otro ya totalmente containerizado. Entre uno y otro barco el container protagonizó un cambio que modificaría la internacionalización del comercio mundial facilitando el movimiento por los océanos de cantidades mucho mayores de todo tipo de productos.

El uso generalizado del contenedor de transporte marítimo, ahorró en tiempo la carga y descarga en los puertos (¡se pasó de días a horas en la descarga de las mismas toneladas!). Además la mercancía podía ir de la puerta de la fábrica o almacén en origen a la puerta de la fábrica en destino sin manipulaciones intermedias y podía incorporarse al transporte ferroviario.
En este sentido, el paso definitivo fue su estandarización en cuanto a medidas y la aparición de organismos internacionales que regularían las normas de seguridad, la forma de inspeccionar, reparar los contenedores marítimos y un léxico técnico único en todo el globo que haría que en cualquier parte del mundo un cross member fuera la misma parte del contenedor.

De hecho la idea del container no dejaba de mantener relación con esa experiencia del 1982. Una de las cosas que recuerdo de aquella primera experiencia fue las largas – interminables- esperas entre pallet y pallet descargado. Parecidas, según cuentan, a las que solía sufrir el ''inventor'' de la idea de contenedor marítimo como lo conocemos actualmente: Malcom McLean (Maxton, USA, 1913-2001). Así, en una de esas esperas habituales en todos los trabajos de estiba o desestiba, observando como descargaban de su camión fardos de algodón para posteriormente cargarlos en el buque, pensó que diferente seria si su camión pudiera cargarse en el barco y en destino descargarse el camión completo. Era el año 1937, pero pasaron casi veinte años hasta que en 1956 el primer contenedor marítimo estandarizado realizó el trayecto New York-Houston entre la costa Este de los Estados Unidos y la ciudad texana en el Golfo de México. A partir de aquí -y aún con una larga consolidación-, empezó una vertiginosa carrera en la segunda cuestión que determinaría el éxito de la aparición del contenedor marítimo: la estandarización de medidas, materiales, normas de seguridad...
En un principio los materiales utilizados eran el acero Corten, el aluminio y la madera chapada con fibra de vidrio, actualmente, salvo los contenedores marítimos frigoríficos y los de carga seca (Dry Van, Box o GP) todos son de acero Corten.
© Noray Container Services,S.L.U. 2018 | B65313140
Cami de Sant Crist,35
08348 Cabrils - Barcelona (Spain)
Tel: +34 626 451 717 - info@noraycontainers.com
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.